• Ariel Cuadros

El Alcoholismo

Actualizado: feb 26


Alcohólico

La definición breve del alcoholismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dice que es una enfermedad incurable, progresiva y mortal.


Incurable porque a la fecha (2019), cualquier persona que haya desarrollado esta enfermedad, aun cuando deje de consumir bebidas alcohólicas por muchos años, 20, 30 o más años, no ha dejado de ser alcohólico, ya que la experiencia acumulada, prueba que si esta persona vuelve a beber, todas las consecuencias de hacerlo empeorán drásticamente.


Se dice que el alcoholismo es progresivo, ya que los efectos y consecuencias negativas de beber siempre serán peor, nunca mejoran, aun cuando el alcohólico se propone mejorar sus actitudes cuando consume bebidas alcohólicas, es en este momento cuando peor termina comportándose.


El alcoholismo es mortal, ya que si la persona afectada no deja de consumir esta sustancia psicoactiva, con el tiempo irá asegurando que su cuerpo colapse ante esa letal intoxicación y muera.


¿El alcohólico nace o se hace?


Cuando un integrante de una familia desarrolla alcoholismo en algún momento, la descomposición de las relaciones entre ellos también inicia. Tratar de escribir a detalle lo que sucede en este tipo de familia sería una labor titánica, ya que las variables son infinitas, debido a que dependen básicamente de la personalidad de cada familiar, cuantos son los integrantes, la edad y el sexo.


En términos generales sí podemos mencionar lo que sucede en una familia cuando uno o más de sus integrantes se convierten en alcohólicos. Hoy se le conoce como violencia doméstica al fenómeno causado por personas borrachas y que pierden toda conciencia de su estado, y sobre todo pierden el respeto por ellos mismos y los demás.


En la Corporación Proyecto Vida sabemos que el alcoholismo es la consecuencia de buscar una solución que elimine la sensación desagradable de la ansiedad. Afirmamos esto, porque en el momento que una persona que lleva 10 o más años de consumir frecuentemente bebidas alcohólicas y se encuentra angustiado por estar metido en todo tipo de problemas, cuando realiza su personal proceso de Conciencioterapia© y cura la ansiedad que siente, en el momento en que se convence que estando ya sereno no necesita seguir envenenádose con alcohol, lo dejará de consumir muy probablemente para siempre.


Por lo anterior, en la Corporación Proyecto Vida solo ponemos todo nuestro esfuerzo, experiencia y dedicación para que las personas con cualquier tipo de enfermedad adictiva haga conciencia de su gran necesidad de eliminar la desagradable sensación exagerada de ansiedad en su vida.


Considerando los párrafos anteriores, cualquier persona, independientemente de su edad, sexo o posición social que desde su más temprana edad aprendió a expresar sus emociones con base a actitudes negativas, tan solo por esta causa, con el tiempo su sensación desagradable de ansiedad fue aumentando hasta hacerse insoportable. Las actitudes negativas, por regla general, las heredan los familiares mayores a cualquier integrante menor. Si el padre o la madre gritan, violentando el ambiente cuando sienten emocionalmente enojo, es muy probable que los hijos crean que cuando se siente ira o enfado hay que gritar, ofender, incluso agredir o golpear para "sentirse mejor". Nada más equivocado que esto, ya que cuando una persona se expresa incorrectamente, comenzará a cargar la emoción que con el tiempo se irá acumulando con otras, cuya naturaleza las obliga a disiparse solo fuera del cuerpo humano. Todas las emociones que no se han expresado correctamente, siempre juntas intentarán salir ocasionando la terrible sensación de ansiedad, confundiendo terriblemente a su víctima.


Cuando una persona siente exageradamente ansiedad y decide consumir alguna bebida alcohólica por primera vez, sentirá como su desagradable sensación desaparece mientras duran los efectos de su consumo. Lo peor es que con el tiempo y el abuso de dichas bebidas, su cuerpo intoxicado lo hará sentirse terriblemente mal, es entonces que su organismo y la angustiante sensación de ansiedad lo obligarán a consumir de nuevo para encontrar algún alivio, cerrándose así un círculo adictivo muy difícil de vencer.


Familiares, amigos, compañeros de trabajo, patrones, sobre todo, que no presentan este problema, no comprenden que pasa con el alcohólico. Proporcionan consejos y más consejos que lo único que logran es generar más ansiedad en el afectado. Hay alcohólicos que tienen suerte, e internamente algo les dice que ya no más, o hay quienes son llevados con especialistas que logran convencerlos que ya no sigan con ese estilo de vida, Desgraciadamente no se deshacen de la ansiedad, convirtiendo así su abstinencia en una lucha desgastante. En el peor de los casos, tarde o temprano volverán a consumir para intentar apagar su terrible sensación.


Por lo anterior, podemos decir que el alcohólico es alguien a quien no se le educó para expresar correctamente lo que siente y con el tiempo, esta incapacidad le ha generado una exagerada sensación de ansiedad que lo hace consumir abusivamente solo con el fin de sentirse tranquilo, enfermando su cuerpo, su mente y debilitando su alma.

.Con el tiempo su cuerpo comienza a presentar diversas enfermedades, desde las más comunes, como las jaquecas, colitis, úlceras, hasta las más graves como la cirrosis, cáncer de páncreas, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, entro otras. Su mente enferma porque ya no puede darse cuenta de las consecuencias de este tipo de consumo, por más razones que se le den. Y es definitivo que su alma perderá fuerza, por lo que estará incapacitado para enfrentar las negativas influencias del mundo, la carne y lo maligno.


Ariel Cuadros.


Derechos Reservados 2019 ® Ariel Cuadros y Corporación Proyecto Vida

Copyright © 2019 Ariel Cuadros


© 2019 Ariel Cuadros y Corporación Proyecto Vida

"Dejar de sufrir es posible para quien lo quiere, no para quien lo necesita"

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon