La madurez emocional
Banner 003  - Ansiedad.gif

La madurez emocional

La madurez emocional es la capacidad que desarrollan sólo aquellas personas que han recibido la educación apropiada y suficiente para reaccionar siempre con actitudes positivas, aun cuando las situaciones que enfrenten se presenten en extremo complicadas y desagradables. Se puede pensar que desarrollar la madurez emocional es simple, pero no es así, existen muchos factores que la mayoría de las personas no están en condiciones de enfrentar y que requieren de ayuda especializada. La Conciencioterapia© es un simple proceso que permitirá que cualquier persona, como nunca hasta ahora, pueda desarrollar una sólida madurez emocional.

La actitud es una predisposición para actuar antes de ejecutar un comportamiento o conducta. Las actitudes positivas son aquellas que colaboran con el individuo para conseguir enfrentar la realidad de una forma sana y efectiva, mientras que las actitudes negativas son las que entorpecen la relación del individuo con su entorno.

La conducta está relacionada a la manera que tiene una persona para comportarse en diversos ámbitos de su vida, generalmente con base a una actitud positiva o negativa. Esto quiere decir que el término puede emplearse como sinónimo de comportamiento, ya que se refiere a las acciones que desarrolla un sujeto frente a los estímulos que recibe y a los vínculos que establece con su entorno.

La madurez emocional no es una característica personal que se vaya desarrollando por sí misma con el paso del tiempo. Tampoco tiene que ver con la preparación académica o profesional. No es una condición impuesta por el poder económico o social. La madurez emocional se adquiere a través de la decisión conciente de cada persona o de su núcleo familiar más cercano que la motive para construirse como un mejor ser humano en todos los aspectos de su existencia.

La Conciencioterapia© es un simple proceso que permite que cualquier persona pueda desarrollar una sólida madurez emocional

Características principales de las personas que cuentan con una sólida madurez emocional:

  • Pueden, si quieren, comunicarse directamente con Dios.

  • Jamás percibirán una exagerada sensación de ansiedad.

  • Siempre se mantienen razonablemente tranquilos.

  • Poseen una gran capacidad de tolerancia.

  • Son amables y respetuosos.

  • Se adaptan a su medio, por más desconocido que éste sea.

  • Reflexionan antes de actuar.

  • Evitan concientemente las situaciones complicadas y problemáticas.

  • Son colaboradores, comprometidos y proactivos.

  • Generalmente mantienen un aspecto sano y juvenil.

  • Es demasiado difícil que se aburran o se molesten.

  • Saben expresar sus emociones correctamente.

  • Son sinceros y leales.

  • Dan el buen ejemplo.

  • Casi siempre tienen la tendencia a interesarse por lo espiritual.

  • Cuando se comprometen con su desarrollo espiritual, sin problemas y sin dobles intenciones, realmente colocan su vida y voluntad en manos de Dios.

  • Tienen como intención básica amar a Dios sobre todas las cosas.

  • Con poco esfuerzo, siempre logran amar desinteresadamente a los demás.

  • Es extraño que se enfermen.

  • Evitan las discusiones y los pleitos.

Banner 002  - No te gusta tu manera de s

Existe el error de creer que las personas serenas carecen de proyectos y de ambiciones en la vida, pues difícilmente una persona que anhela un porvenir mejor puede mantenerse sin preocupaciones. No obstante, la clave de los grandes éxitos se encuentra justamente en la tranquilidad que cada individuo pueda generar en sí mismo.

Es cierto que trabajar a favor del bienestar material y personal representa un gran esfuerzo que obliga a disponer de todas las habilidades físicas e intelectuales que se poseen, no hay que perder de vista que los buenos proyectos deben ser motivo de esperanza y felicidad y no una causa de intranquilidad.

Darle vida a los ideales, llevar a cabo los proyectos, es cuestión de tiempo, de trabajo y especialmente de serenidad, ya que esta última permite pensar, tomar decisiones con claridad, y cambiar el rumbo hacia un mejor horizonte cuando las cosas no salen como se habían planeado.

Es normal que tras una desilusión, del tipo que sea, casi en automático lleve a pensar que no vale la pena seguir y que haya frustración, sin embargo, es necesario romper tan pronto como sea posible con ese sentimiento. Pasar por momentos de enojo es hasta cierto punto sano, ya que dan la oportunidad de exteriorizar lo que causa la molestia, lo que no es sensato es mantenerse amargado para siempre por el mismo motivo.

La serenidad está ligada a las buenas decisiones, al triunfo consumado, con la oportunidad de volver la vista atrás y recordar los agradables momentos de la vida, y a partir de este punto poder valorar el esfuerzo y las capacidades personales  de manera real.

Una persona de cualquier género y edad que sabe mantenerse completamente serena, independientemente que las circunstancias que enfrente sean difíciles, complicadas o terriblemente dramáticas, es alguien que ha desarrollado una sólida madurez emocional.

Banner 006  - En nuestro barrio.gif
Bttn Inmadurez.jpg

La inmadurez emocional

Las emociones

Bttn Emociones.jpg

La ansiedad

Bttn Ansiedad.jpg

© 2019 Ariel Cuadros y Corporación Proyecto Vida

"Dejar de sufrir es posible para quien lo quiere, no para quien lo necesita"

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon